Cáceres en sus piedras

Mitos y supersticiones

 

AMULETOS, BEBEDIZOS Y OTROS UNGÜENTOS

  Los ingredientes de que hacían uso las hechiceras y curanderas cacereñas para la elaboración de sus pócimas, ungüentos y bebedizos eran variados, y una vez mezclados según recetas ancestrales, debían ser tomados directamente o en forma de apósitos o amuletos. La clave de su fuerza estaba, muchas veces, en ser recogidos en determinados momentos del día o de la noche, o bajo ciertas circunstancias. Los elaborados servían no sólo para curar enfermedades, sino también para otros menesteres, como aojamientos, retiradas de leche… ¿Qué podía servir para todos estos líquidos y objetos? Cualquier materia o sustancia, muchas de las cuales…

EL SÁTIRO DEL PALACIO DE LA ISLA

  Cuatro gárgolas demandan su protagonismo en la fachada del palacio de la Isla. La más conocida (o llamativa) de ellas es, sin duda, aquella que representa la escena de una mujer masturbándose y en lo que parece pleno éxtasis. Quizá fuera mejor candidata para una entrada en este blog… Pero lejos de la sorpresa inicial que produce su descubrimiento, y con el parecer de que no es la única gárgola onanista de Cáceres, mi deseo es que mis pensamientos deambulen por la que sobresale en el extremo opuesto de la fachada de la casa. Y por ello, voy con…

EL PARTO. ESTERILIDAD Y GESTACIÓN V

  (Toma el hilo desde el principio pulsando aquí) En el portal de los Escribanos de la plaza Mayor existe un cuadro que representa a la virgen de la Paz, obra de Rafael Lucenqui de 1865, que vino a reemplazar uno anterior de mediados del siglo XVIII, cuyo desgaste se había hecho notorio por su exposición a la intemperie, pero también por sufrir el continuo humo de las velas que las embarazadas cacereñas encendían a su vera aprovechando una barra de hierro con garfios colocada para protegerlo. Esta costumbre se hizo popular prácticamente desde su colocación, se desconoce a cuento…

LA MALPARÍA. ESTERILIDAD Y GESTACIÓN IV

  (Toma el hilo desde el principio pulsando aquí) En las tres entradas anteriores de este tema dedicado a la Esterilidad y Gestación en la vieja villa de Cáceres, hemos hecho un repaso al conjunto de remedios recogidos por la tradición que tenían la función de curar la esterilidad y permitir que un matrimonio tuviera descendencia. La fe en tales remedios estaba impregnada de creencias y supersticiones, y una no menos confianza en las virtudes de recetas con ingredientes naturales de probados resultados, pues no sería demasiado aventurado pensar que, en muchas ocasiones, se llegara a feliz término con estas…

BILMA MADRERA. ESTERILIDAD Y GESTACIÓN III

  (Toma el hilo desde el principio pulsando aquí) Oraciones, amuletos, medallas… En la vieja villa de Cáceres existía otro remedio más exclusivo para librar la esterilidad, una milagrosa receta que se aplicaba en forma de emplasto que obró algún que otro prodigio: – ¡El Bilma Madrera!   Aunque el nombre parezca esotérico o extraño, “bilma” es la referencia dialectual extremeña de bizma, que significa emplasto. En cuanto a “madrera” hace alusión al fin con que se componía dicho emplasto, que era facilitar las condiciones para que una mujer quedara embarazada.   Era una curiosa preparación cuyos ingredientes pareciera que…

REMEDIOS DE GRAN VIRTUD. ESTERILIDAD Y GESTACIÓN II

  (Toma el hilo desde el principio pulsando aquí) Retomemos el relato tal como lo dejamos en la primera parte de estas entradas dedicadas a remedios y vivencias en torno a la esterilidad y gestación en la vieja villa de Cáceres. Veamos:   Un domingo, la mujer se pone sobre la cabeza una mantellina blanca de media luna y espera el final de la misa mayor para solicitar del párroco un cuartillo de agua bendita. Luego, en la soledad del hogar, aprovechando que el hombre sale a tomar unos vinos con quien se tercie alrededor de una damajuana, la mujer…

ESTERILIDAD Y GESTACIÓN I

  Pasado un tiempo prudencial después del casamiento, si no llegaba el deseado embarazo la mujer cacereña se hacía una sencilla prueba que, según la tradición, marcaba si era fecunda o estéril. ‘ Untaba los dedos con su propia saliva y luego ‘ se humedecía con ellos la parte superior de los párpados. Tras unos nerviosos segundos, minutos en el corazón de la desdichada, pudiera ser que sus párpados se secaran rápidamente. ¡Buena señal! Cuestión de esperar mejor fortuna. O pudiera que permaneciesen húmedos más de lo esperado. Entonces parecía confirmarse la horrible sospecha: ¡Se era estéril! La esterilidad se…

EL AÑO DE LA LANGOSTA

  El cielo se volvió oscuro, sin nadie esperarlo. Aquel año de 1545 parecía torcido a la mano de Dios, con la sequía y las malditas pintas rondando la villa y amenazando con despoblarla por el hambre o la muerte, vaciando las casas o llenando sus cementerios. En la alhóndiga, el trigo almacenado de años más venturosos comenzaba a escasear y el arroyo de la Madre racaneaba el agua a los huertos, que uno tras otro iban convirtiéndose en pastizales. Parecía que el fin del mundo llegaría en cualquier momento, eso creían algunos. Y una mala mañana de primavera, cuando…

LA HIERBA DE LOS HECHICEROS

  Poco se sabe de las pócimas y otros ungüentos que utilizaban las hechiceras cacereñas que ejercían en la villa. Diría más: poco o nada se sabe que hubiera hechiceras en Cáceres. Pero, como en la mayoría de lugares… – ¡Haberlas hubo! Solo que sus nombres pasaron al olvido porque se ocultaron al largo brazo de la Inquisición. Aún así, alguna tuvo que pasar por las cárceles secretas del Santo Oficio (Hechiceras en la villa de Cáceres) y ver su sambenito colgado en las paredes de la iglesia de santa María. Siguiendo con el tema iniciado de los ingredientes, éstos…

LOS PIES DEL SANTO

  En el esquinado de la iglesia de santa María, dominando desde el lugar la antigua e imponente plaza de igual nombre, se alza la magnífica estatua dedicada a san Pedro de Alcántara, patrón de Extremadura, un monje que, en vida, respondía por Juan de Garavito. Llama la atención las formas del bronce. La cara del hombre. Los pies del santo. Es obra de Enrique Pérez Comendador. En su taller, al parecer, sobraban los encargos… y faltaban las estampas. Puliendo detalles de la escultura, no encontró, entre el caos, imagen del santo que le sirviera de inspiración para modelar los…

HOGUERAS Y UNAS ARAÑAS NEGRAS CON LAS PATAS MUY LARGAS

  Antaño, las noches del 22 de abril, previas al día de san Jorge, los niños y niñas de cada barrio formábamos corros para disfrutar de magníficas hogueras, en las que ardían las maderas que habíamos encontrado, después de una suerte de búsqueda (o saqueo, según los maledicentes) de tan preciado combustible por calles y descampados cercanos, para luego colocarlas de cualquier modo en el punto elegido. De vez en cuando, teníamos la oportunidad de añadir viejos muebles de hogares que se desprendían de ellos, aprovechando la inveterada fecha y que habían aguantado malamente los rigores y humedades del invierno….

LOS SAYOS DE SAN ANTONIO

  La moza que de quince años no se ha echado novio, que se arrime a los sayos de san Antonio.   Así rezaba un dicho cacereño, en tiempos no muy pasados. Y venía a cuento por la fama de casamentero que rodeó la figura de san Antonio de Padua, patrón de los enamorados. El santo portugués tuvo y tiene en Cáceres una ermita bajo su advocación, aunque al templo, por su ubicación, se lo conozca popularmente como de san Antonio de la Quebrada. Se levanta, desde 1470, en el centro mismo de la vieja judería. El motivo no es…

LA VIRGEN DEL BUEN PARTO

  La ermita de la Paz está erigida sobre los restos de otra anterior, dedicada a san Benito, que a comienzos del siglo XVIII estaba arruinada. Acerca de la presencia de esta advocación en la villa de Cáceres, historia y leyenda entrelazan los hilos de sus relatos alrededor de la figura de un beato llamado Lázaro Laso. * * * La historia… …nos cuenta la llegada del santero acompañado de una representación de la virgen de la Paz, al que podía escuchársele sus prédicas cerca del portal de los Escribanos, en la plaza de la Villa. Pronto se convirtió en…

LAS CUENTAS DEL PEZ MUJER

  Cuenta Suárez de Ribera, médico de Cáceres por los años veinte del siglo XVIII, cierto episodio que sucedió a un vecino de la villa cuyo nombre procuró no dejarlo anotado y, por ello, no se tiene más noticia de él. Habiendo empezado el sujeto a sangrar copiosamente de la nariz, se resistió a cuantos remedios dispusieron los médicos que le asistieron, entre los que no se encontraba el cronista referido, si bien supo del caso y, por lo insólito del mismo, lo dejó escrito. El flujo no cesaba y temieron que, de proseguir, terminaría por debilitar al paciente hasta…

INAUGURATIO DE NORBA CAESARINA

  Sigue a Norba Antica Hemos asistido a cómo los presagios, el idioma de los dioses, han vaticinado el deseo de estos de que, en esta modesta colina donde nos hallamos, se levante Norba Caesarina. La legión romana, acompañada de los colonos, asiste en respetuoso silencio al rito fundacional, enraizado fuertemente en los mitos y tradiciones, que se repiten de forma inveterada en cada nuevo asiento, desde que Rómulo fundara la ciudad eterna, Roma.     La tierra, procedente de la antigua Norba latina, es depositada en la fosa abierta para tal motivo, el mundus, el centro de la futura…