Cáceres en sus piedras

Quimeras

 

INAUGURATIO DE NORBA CAESARINA

  Sigue a Norba Antica Hemos asistido a cómo los presagios, el idioma de los dioses, han vaticinado el deseo de estos de que, en esta modesta colina donde nos hallamos, se levante Norba Caesarina. La legión romana, acompañada de los colonos, asiste en respetuoso silencio al rito fundacional, enraizado fuertemente en los mitos y tradiciones, que se repiten de forma inveterada en cada nuevo asiento, desde que Rómulo fundara la ciudad eterna, Roma.     La tierra, procedente de la antigua Norba latina, es depositada en la fosa abierta para tal motivo, el mundus, el centro de la futura…

ELEGIDA POR LOS DIOSES

  Hagamos un salto en el tiempo. Un salto de más de dos mil años para encontrarnos en lo alto de una pequeña colina, de suave pendiente salvo en su franco oriental, donde rugen las aguas de un arroyo de aceptable caudal, escarpando la ladera. Es el espacio que hoy cubre la zona intramuros de Cáceres, la vieja villa. Hagamos desaparecer, pues, sus templos, sus palacios y sus casas más humildes, e igualmente la muralla, la actual y aquellas otras sobre las que se levantó orgullosa hace ya ocho siglos. Nos encontramos en medio de una colina poblada de encinas,…

EL TERREMOTO DE LISBOA

  La vieja villa de Cáceres ha asistido atribulada, en varias ocasiones, a fenómenos de la naturaleza que se consideraron en su tiempo preludios, cuando no causas directas, de desgracias y desastres apocalípticos, según las sencillas atribuciones que ofrecían las creencias y supersticiones de los lugareños. Cualquier suceso que de forma extraordinaria rompiera la armonía de la naturaleza, o de aquello que era entendido cotidiano en sus vivencias, enseguida la imaginación y la fantasía buscaban explicaciones, muchas de ellas esotéricas y a cual más extravagante, viendo, en la mayoría de los casos, la mano oculta de oscuras y malditas fuerzas….

AULLONES Y MARIMANTAS

  Las sombrías y retorcidas callejuelas de la vieja villa de Cáceres, acompañadas del aspecto solemne y evocador de los muros de las antiguas iglesias y palacios, fueron en los siglos XVIII y XIX escenario propicio para suscitar miedos colectivos, cuando no más de un buen susto al más pintiparado, aprovechándose de las magníficas y escalofriantes historias acerca de fantasmas, demonios y encantamientos que, se decía, pululaban por ellas, amparados en el silencio de la noche e insinuados en las plateadas y extrañas figuras que la luz de la Luna provocaba (y continúa provocando) en su rozar con la insomne…

LA ESTAMEÑA

  Relación con Cáceres no tuvo directamente sor Mariana Francisca de los Ángeles, religiosa carmelita descalza que profesó primero en el convento de Ocaña y luego fundadora del de santa Teresa de Madrid. En nuestra vieja villa, se tuvieron noticias de la vida y de los milagros y prodigios que obró esta extática monja por mediación de la cacereña doña Manuela de Alencastre y Noroña, hija de los duques de Abrantes y Linares. Doña Manuela partió joven del cómodo domicilio de sus padres con el firme deseo de renunciar al siglo, pero su fe tambaleó en el retiro de su…

ENTRE SERES ENCANTADOS

  Dicen que los fantasmas son personas fallecidas que, por cualquier motivo, son obligadas a transitar por el mundo de la vida, mostrando su infortunio y el profundo dolor y desgarro que les deparó su paso por él. Estos espectros conservan su aparencia humana, pregonan su desesperación, la sinrazón que les llevó a deambular como espíritus en pena, escenas, no obstante, cotidianas en una villa orgullosa y singular. Otros, no obstante, su destino les llevó a una suerte distinta, pero igualmente trágica. Fueron, por obra de palabras o conjuros, condenados a transformarse, en tiempos o lugares determinados, en seres encantados,…

ENTRE FANTASMAS

  Pasear por la bella y antigua villa de Cáceres, por calles cuyos muros guardan recuerdos extraordinarios grabados en su generosa piedra, invita a un ejercicio sentido de imaginación que nos transporta a otras épocas y, aunque parezca descabellado, nos remite con frecuencia a otros mundos. Porque en la bella y antigua villa de Cáceres convergen mundos ingrávidos de mito y superstición, donde los acontecimientos cobran un sentido mágico y poseen un valor esencial. La ignorancia… o el saber vivir en lo simple y en lo importante ha creado alternativas poéticas y románticas al drama de la traición, del deshonor,…

EL EXORCISMO DE ISABEL GONZÁLEZ

  Entre los sucesos de Isabel de Orellana y de Juana Vivas (Los exorcismos del convento de san Benito), mayor asombro y expectación causó en la villa, por ser paisana y aún una niña, el caso de Isabel González. Cierta mañana despertó hechizada, dando señales de haber entrado en ella el mismo demonio, camuflado en una repentina enfermedad que la mudó en un carácter agreste y furioso. Tratada según las reglas de la medicina, no hallaron causa natural que justificase los accesos. … Y así la tuvieron por endemoniada, pues comenzó por dar muestras de aborrecer, entre otras, las cosas…

LOS EXORCISMOS DEL CONVENTO DE SAN BENITO

  El antiguo cenobio de San Benito es una ermita situada en la sierra de los Alcores. Queda en el recuerdo que fue lugar de peregrinación y centro de fe hace siglos, al que acudían gentes de todos los lugares, incluso de la lejana Andalucía y del reino de Portugal, llamadas por los numerosos milagros que se prodigaron en el templo benedictino. Entre todos los prodigios de los que se tuvieron noticias, destacaron sobremanera los exorcismos que se practicaron entre sus muros, en los que la sola presencia de la imagen del santo era suficiente para rendir los demonios y…

LA RAÍZ DE VERBASCO

  Hubo un tiempo, en la vieja villa de Cáceres, en que circulaba entre el pueblo la noticia de un remedio prodigioso contra la tisis (o tuberculosis), muy común en el primer cuarto del siglo XVIII, cuya receta, compuesta sobre la base de supersticiones y ciertos artificios mágicos, era conservada en secreto por un caballero principal llamado Gonzalo de Carvajal. Se decía que el noble, algunos aseguraban que en persona y otros vociferaban que más bien sería por mediación algún criado suyo de confianza, acudía cada mes de agosto, durante la noche que anunciaba Luna llena, a los campos yermos…

LA GALLINA DE ORO

  En el norte del antiguo reino de León, gallegos y asturianos conservaban, entre sus mitos, numerosas leyendas referidas a moras encantadas, que por oscuros sortilegios abandonaban su apariencia humana por haber cometido pecados de amor, condenadas a vagar por el mundo bajo forma de gallinas para expiar su culpa. Sólo en noches señaladas recuperan su humanidad, para luego seguir su condena el resto de los días. Según cuentan leyendas de diversos pueblos de Asturias, a las 12 de la noche del día de San Juan, vuelven a su forma humana 12 princesas moras que fueron convertidas en pollitos de…

LA ADMIRABLE RECETA DEL ALBÉITAR

  La albeitería, precursora de la actual profesión veterinaria, enseñaba a curar las enfermedades del cuerpo de los brutos, término con el que, antiguamente, se hacía referencia en los ambientes sanitarios a los animales; pero algunos de los que se dedicaban a este oficio eran llamados para practicas sus recetas particulares en el de los racionales, hombres y mujeres, cuando no eran eficaces en éstos las de los médicos.   A finales del siglo XV destacó la albeiteresca figura de Luis de Cáceres, un cacereño que hizo de Valladolid su segunda casa, y que fue considerado durante mucho tiempo como…

MONOS DE HIERRO Y PIEDRA

  A la casa de los Cáceres-Nidos se la conoce popularmente como casa del Mono. A esta mansión se le atribuyen diversas leyendas, fruto de mitos y creencias locales en torno a los motivos por los que este animal es protagonista en sus muros. Se le puede ver en el pasamanos de la escalera que parte del coqueto patio interior de la casa, sujeto por un esclavo negro al que lanza una mirada, quizá suplicante, quizá amenazante… La leyenda recuerda que el simio fue sometido a terribles tormentos por un dueño nigromante, y al escapar se vengó dando muerte a…

LA MONEDA DE ORO

  En el potro de santa Clara, donde hoy se alza el convento de igual nombre a la salida por la puerta de Mérida, había una herrería donde un día cualquiera de 1473 paró un personaje llamado fray Pedro Ferrer, de la orden franciscana. Iba de retirada y cabizbajo, pues desde un año antes había intentado infructuosamente obtener del Concejo cacereño permiso y dineros para levantar en la villa un convento de su orden. No había tenido éxito su gestión. Los regidores, con el Corregidor al frente, alegaron las rotundas disposiciones de los antiguos fueros, que fueron promulgadas por el…

EL GRAN COMETA DE 1861

  Don Alonso Montoya y Paredes fue un conocido y respetado abogado de la villa de Cáceres de mediados del siglo XIX, que probó las artes de la política para beneficio de sus paisanos en los años sesenta de dicha centuria, en que fue Teniente de Alcalde, para cuando el Ayuntamiento cacereño hacía uso del palacio de la Generala, entretanto se levantaba el que sería el actual edificio consistorial. Demostró buenas maneras en el ejercicio de la tarea pública, lo que redundó en una re-ganada consideración acerca de su persona, maltrecha desde algún tiempo atrás por el suceso que a…